Siria en ruinas

Impresionante ensayo fotográfico [38 fotos] sobre la situación actual en Siria en “The Atlantic: in Focus“:

“Mientras gran parte de la atención del mundo se centra en una posible guerra con Corea del Norte, la guerra que actualmente se libra en Siria la está literalmente demoliendo. Marzo de 2013 fue un mes de hitos sombríos en Siria. Marcó dos años desde el inicio de las hostilidades, el número de refugiados de la guerra pasó de un millón, y  fue el mes más sangriento hasta la fecha, con más de 6.000 muertos. Ni las fuerzas pro-Assad, ni el grupo de rebeldes que se oponen a ellos han ganado mucho terreno recientemente, y poco o nada se ha hecho por parte de los organismos internacionales para detener el derramamiento de sangre. Las siguientes fotografías provienen de toda Siria, mostrando la devastación en Aleppo, Deir al-Zor, Homs, Deraa, Idlib y Damasco.”

Leer más “Siria en ruinas”

Digital Culture: Innovative practices and critical theories


ECREA Digital Culture&  Communication 3rd workshop
Barcelona, Spain, November 24-25

co-organised by the
ECREA Digital Culture&  Communication (DCC) section,
Humanities Department and Information and Communication Sciences Department, Universitat Oberta de Catalunya,
with support from the
Centre for Material Digital Culture (DMDC), University of Sussex, UK

CALL FOR PAPERS:

This workshop seeks to explore innovative perspectives on digital
culture and the study of digital culture. Our concern is to focus on
developing forms of theorizing, critiquing, understanding and
researching digital culture, forms and practice. Our intention is to
contribute to emerging work responding (1) to ‘new’ new media
technologies of all kinds, and (2) to respond to developments in media research on technology and innovation.

We invite contributions of all kinds, but suggest proposals for papers may fall into three main areas. Each relates to theories, practices and methodologies of innovation. They are:

1) Digital Media and the senses. This may include works on or related to enhanced reality, locative media and virtual worlds.
2) Creative practices and participation in new media. Here we are
particularly concerned with discussing concepts of participation,
co-creativity, co-design or co-innovation in creative processes
involving audiences and independent creators in a wide spectrum of activities including art, photography, video, videogames.
3) Digital research and education in digital culture.This would seek to explore innovative theoretical and methodological approaches in digital media studies as well as innovative teaching tools.

The workshop develops concepts and ideas developed at the previous Digital stream workshop ‘Revisiting Digital Theories’ – our goal in exploring innovative forms of media culture is to do so within frameworks that are capable of thinking through technological and critical innovation whilst also recognizing the connection of both with earlier forms.

Please submit an extended abstract (500 words max.) by the 6th of June 2011 (and clearly stating which topic section you would like to submit to) to: ecreadigitalculture@gmail.com

Venue: Centre d’Estudis i Recursos Culturals, Barcelona (Spain)
http://www.diba.cat/cerc/

Keynote speakers:

Rosalind Gill, Centre for Culture, Media and Creative Industries
King’s College London

Sarah Pink, Department of Social Sciences
Loughborough University, Visiting Scholar IN·3 Institute, UOC.

Coordinators:

Elisenda Ardèvol – Universitat Oberta de Catalunya
Caroline Basset – University of Sussex
Gemma San Cornelio – Universitat Oberta de Catalunya
Digital Culture and Communication ECREA section

more info at:
http://www.digitalcultureandcommunication.blogspot.com/

“Una tribu indígena ‘invade’ Guadalix”… Pero ¿¿otra vez???

Grupo familiar dani  en Papua Nueva Guinea
fotografiado por Rejselyst en el 2008

Los dani entran en Gran Hermano en el 2009

Vamos a ver… después del éxito de la Cuatro con Perdidos en la Tribu, ahora es tele5 la que se inventa una “tribu indígena” para que vaya a convivir con los indígenas de Gran Hermano en Guadalix de la Sierra. La idea no es sensibilizar al público sobre la diversidad cultural o sobre la necesidad de tomar conciencia de que los pocos pueblos de cazadores-recolectores que quedan están siendo barridos de la faz de la tierra, no. La idea de este reality show es introducir en el programa a unos personajes histriónicos, que introduzcan en el programa algo de humor disparatado. Y una vez más se sirven para ello de activar nuestros más ancestrales estereotipos del “hombre primitivo” en contacto con la naturaleza y de costumbres bizarras,  sino directamente abyectas, por lo menos,  irrisorias, curiosas y hasta incluso,  secretamente envidiables. Para ello se sirven de una puesta en escena que es todo menos natural, y de un discurso pseudo-antropológico que realce el abismo cultural. Sin perdón, sin piedad, sin impudicia y sin ninguna clase de ética profesional, se trata, simplemente de reírse de los demás, y en el mejor de los casos, de conseguir tiernas imágenes de amistad “intercultural” con “indígenas” (que suena como decir “alienígenas”).

Según Tele5, los dani:

Residen en cabañas de madera rodeadas de montañas, paradisíacas cascadas y abundante vegetación; practican la poligamia, aunque curiosamente los matrimonios viven separados, de modo que los hombres custodian a sus hijos adolescentes mientras que las mujeres se hacen cargo de los hijos pequeños y de los animales; el cerdo es su animal de culto, y es respetado y venerado hasta el punto de que sólo es cocinado en ocasiones muy especiales. Éstas son algunas de las costumbres características de los Ndani, tribu integrada por cerca de 30 clanes que tendrá una representación durante los próximos quince días en la ‘Casa Espía’ de ‘Gran Hermano’.

Desde hace tiempo los y las antropólogas estamos denunciando estos usos y abusos del lenguaje antropológico y de la imágen de pueblos y grupos étnicos de cazadores recolectores para exotizar al “otro”.

También según Tele5:

Los Ndani solamente han necesitado una semana dentro de la casa de ‘Gran Hermano  para convertirse en los inquilinos más queridos por todos. Los tres invitados del programa han encajado a la perfección con los concursantes, se han integrado en nuestra cultura y hasta se han atrevido con alguna frase en nuestro idioma. Su despedida ha sido la más sentida en lo que llevamos de concurso, y es que todos en la casa se llevaban bien con ellos.


Los dani abandonan la casa de Gran Hermano una semana después

Desde hace tiempo los y las antropólogas estamos denunciando estos montajes televisivos que “disfrazan” a los habitantes de aldeas remotas con sus adornos tradicionales y les hacen actuar en el papel de “primitivos” para demostrar la gran tolerancia de nuestros congéneres civilizados para aceptar y aculturar a los “nativos” o “indígenas”, que después de una semana de convivencia han abandonado satisfechos sus taparrabos.

Suerte que ya se acabó la farsa… pero, cuál será la próxima cadena televisiva que abunde en ella?

los medios a través de las prácticas

digit_hum

LOS MEDIOS A TRAVÉS DE LAS PRÁCTICAS: APROXIMACIONES ETNOGRÀFICAS

Ya ha salido el número 11 de Digit_hum con un dossier especial dedicado a una aproximación etnográfica al estudio de los medios de comunicación a través de las prácticas. El dossier lo hemos coordinado Toni Roig y yo misma a partir de una selección de comunicaciones presentadas en el workshop sobre prácticas mediáticas y productores culturales realizado en Barcelona el año pasado y vinculado a la EASA Media Anthropology Network.  El dossier de los artículos est[a disponible online en catalán y en inglés.  Resumen de la presentacion

La investigación antropológica y etnográfica de los medios de comunicación se ha centrado en gran parte en el análisis de la recepción de los productos de los medios tradicionales (televisión, radio, prensa escrita y películas) y el consumo relacionado con la apropiación doméstica de tecnologías (Rothenbuhler et al., 2005). También hay un amplio corpus de investigación dedicado al estudio de la dimensión política de los medios alternativos e indígenas (Ginsburg et al., 2002). Sin embargo, ha habido una separación entre los estudios de los media y los estudios de internet, y entre el análisis de la recepción y las prácticas de autoproducción, como la fotografía familiar o el vídeo doméstico. Las prácticas actuales en relación con los medios digitales instan a reexaminar los contenidos y los flujos de la producci’on cultural con una perspectiva más amplia que difumina la frontera entre lo público y lo privado, productos realizados por corporaciones y productos amateurs, producción doméstica e industria cultural, activismo político y vida cotidiana.

El dossier presenta cinco artículos de jóvenes académicos e investigadores sobre diferentes perspectivas innovadoras en el estudio de los medios de comunicación, en las que las prácticas relacionadas con los medios u orientadas a los medios son
entendidas como producciones culturales.  Bruno Campanella (Universidad Federal de Rio de Janeiro), en el artículo titulado «Hablando de la vida de los demás: haciendo etnografía en la comunidad de fans del Big Brother brasileño», nos presenta un grupo de fans articulado a la red. Veronica Barassi (Goldsmiths College) habla de la adaptación del sindicalismo inglés a las nuevas prácticas que ofrece internet en el artículo titulado «La representación de la acción política en los medios de comunicación: creencias y frustraciones relacionadas con internet en las campañas británicas de solidaridad internacional ». Virginia Melián (Universidad de Estocolmo) se centra en algunas de las relaciones de los movimientos sociales e internet en un artículo titulado «Los nuevos medios y las protestas en las sociedades híbridas». El artículo «La telenovela religiosa: la producción de una cultura popular devota en Indonesia» de Rianne Subijanto (Universidad de Nueva York) nos muestra algunas de las implicaciones de la producción de telenovelas en un contexto cultural islámico. Finalmente, Tori Holmes (Universidad de Liverpool) en el artículo «Contenido local en Brasil: marco conceptual e implicaciones metodológicas» aporta algunas reflexiones metodológicas sobre el estudio de las prácticas en torno a los medios.

social media?

helado3

En principio, me gusta el término “social media” para dar cuenta del modo de producción de contenidos en la red, más quizás que el término “prosumer” para entender al consumidor como a la vez, productor de contenidos (producer + consumer), y quizás más que “periodismo ciudadano” que puede llevar a complejos matices e interpretaciones.  También me gusta el término para contraponerlo a los “mass media” o según utilizan muchos, a los “medios tradicionales”, porque a mi, el adjetivo ese de “tradicional” siempre me ha parecido peligroso y confuso (será por deformación profesional). En la wikipedia, los “social media”  se oponen a los “industrial media”  y entienden que es el “contenido” creado por la gente utilizando tecnologias escalables y accesibles, transformando a la gente de consumidores  de contenido a productores o editores.

Los “social media” incluyen prácticamente todas las aplicaciones de internet; blogs, fórums, microblogs, redes sociales como facebook, agregadores, grupos de discusion, wikis, delicious, sitios de intercambio de fotos, vídeos, música, juegos online, mundos virtuales, etc. Casi, casi, sería otra forma de decir “new media”, salvando así el escollo del adjetivo “nuevo”, tan resbaloso como el de “tradicional”. Y también evitaríamos el tan manido “tecnologías digitales de la comunicación e información” o TIC. “Social media” parece un buen término descriptivo para hablar de las formas de producción cultural en internet, para caraterizar el nuevo modelo de producción y consumo de bienes culturales que convive y se solapa con producción de los medios y las industrias culturales .

Según Antony Mayfield en su ebook what is social media y entresacado del blog MyManchester, los social media reunirían una serie de características tales como que son participativos (borran la frontera entre productores y audiencia), de acceso abierto (permiten el comentario o la redacción conjunta), conversacionales (por contra a la difusión o el “broadcasting”), colectivos (permiten la creación de grupos sociales o comunidades en torno a intereses comunes) y conectivos (se entrelazan entre sí y a través de distintos dispositivos).

Sin embargo, veo también que es un término que ha surgido del marketing y que no hace referencia a las relaciones sociales o formas desociabilidad que se generan en el intercambio de contenidos, o al fundamento “social” de estos medios, o al aspecto social de las tecnologías, sino que se explican como la aparición de un nuevo mercado. En el mundo de la empresa, los social media también se conocen como “contenido generado por el usuario” o “medios generados por el consumidor”. Son productos “caseros” que atraen cada vez a más consumidores y que abren nuevas formas de publicidad y de empresa. Por ejemplo, Julio Alonso nos ofrece un estudio sobre social media, en el cual se afirma que “si tu estás online; estás usando social media”. Un estudio que proporciona cifras interesantes en términos de los mercados emergentes en Internet.

Pero quizás donde se va más clara esta reducción de los social media al lenguaje del libre mercado  es el video social media in plain english (o en español). En este video, la cultura participativa en términos de Jenkins, se explica a partir de una proliferación de “industrias caseras” o artesanas frente a una “gran indústria” manufacturera de helados, que no desaparece, ya que es el punto de referencia de los nuevos productos. El video explica la producción de contenidos por los “consumidores” como la producción de helados por ellos mismos. Así, los consumidores de helados de una gran empresa heladera, gracias a una nueva tecnología que permite hacerse el helado en casa, se tranforman en productores a pequeña escala de helados caseros, cada uno de ellos creando su propio estilo de helado y compartiéndolo o intercambiándolo con los demás consumidores de helados, que los puntúan y los jerarquizan según sus gustos particulares.  En definitiva, se representa los social media como producto de un cambio en la infraestrcutura -la introducción de una nueva tecnología, la “miniheladera”- que supone un cambio en el modo de producción -de industrial a artesana-, y una diversificación en los gustos del consumidor y especialización del mercado -que requiere de una nueva forma de entender el marketing y la publicidad, pero ningún cambio estructural o ideológico diferente a la lógica del consumo.

Ahora resulta que los bloggers hacemos helados?!  La metáfora de la fábrica de helados equipara un producto de consumo a un producto cultural, y el intercambio de contenidos culturales a un intercambio de bienes de consumo. La producción, intercambio, ranquing y jerarquización de contenidos se separa de su componente y significado social.  La fuerza del término “social” se diluye en un conjunto de individuos aislados que producen e intercambian “contenidos” o que se reunen para compartir esos contenidos… pero sin ninguna transformación a nivel social o cultural significativa. Es aconsejable entonces adoptar este término para el análisis sociológico o antropológico? No lo sé.

perdidos en la tribu: un cuento que se repite…

TV - Perdidos en la Tribu - 05.09

… hasta la saciedad!! No sé si reír o llorar ante el tamaño disparate del nuevo reality show de la Cuatro, Perdidos en la Tribu. Me perdí el estreno del programa, pero con los videoclip he tenido más que suficiente para confirmar todos mis temores. Tanto, que no sé por dónde empezar. Quizás reproduciendo una parte del artículo sobre humor y cine etnográfico que acabo de publicar y que justamente hablaba de este programa de factura holandesa (eyeworks) Ticket to the Tribes, y que ya ha pasado, espero que con más pena que gloria, por otras cadenas de televisión europeas como la holandesa  con ‘Groeten uit de rimboe‘ -saludos desde la selva- , la bélga  con  ‘Toast Kannibaal‘ o la noruega y que se ve que tiene la secuela THE TRIBES ARE COMING! con la visita de vuelta de las “tribus” a las familias europeas.

El encuentro cultural vende. Una prueba de ello es el turismo de aventura que algunas agencias especializadas ofrecen a sus clientes y que consiste en prometer una verdadera experiencia de encuentro cultural con “tribus” ignotas, asunto que explora el documental de la BBC4 First Contact (2006) presentado Mark Anstice, y en el que  pondera el dilema ético que supone este tipo de expediciones, tanto si es cierto que realmente contactan con personas que no han sido todavía “contactadas” o con pueblos que evitan voluntariamente el contacto,como si se trata de un montaje. Otro ejemplo reciente lo encontramos en nuevos formatos de reality-show como el que estrena en 2009 el canal de televisión Cuatro, Perdidos en la Tribu (…) . El experimento cultural se propone en la página web de eyeworks como una manera de conocer de primera mano la experiencia de vivir en otra cultura y así poder contrastar los estereotipos en torno al “primitivo”. Sin embargo, la propaganda de la nueva serie lo que hace es precisamente reafirmar el estereotipo al presentar el programa como un reto para las familias europeas, que van a dejar “las comodidades de la civilización” para adentrarse en un modo de vida “primitivo” para “comprobar cómo se desenvuelven en un entorno salvaje, a miles de kilómetros de sus casas, dentro de una comunidad muy alejada de la civilización occidental” (y cito literalmente la propaganda de Cuatro). Además, el grado de adaptación será juzgado por sus anfitriones y el premio en metálico dependerá de la nota que obtenga toda la familia. “¿Qué? ¿Tiene o no tiene su miga? Más vale que le den un tono humorístico.” –Dice sobre el inminente estreno un comentarista en el blog vayatele.

Por qué seguimos insistiendo en el tópico del  “civilizado que va al encuentro de primitivo”? Qué ganamos con reproducir este estereotipo propio de un modelo cultural decimonónico y perverso? Diversión? Parece que es eso.

Adam Kuper (1988) data entre 1860 y 1870 la aparición de “la sociedad primitiva” como objeto de estudio antropológico y se muestra sorprendido no sólo por su rápida implantación, sino por su persistencia dentro y fuera de la disciplina. Kuper habla de “la sociedad primitiva” como un “prototipo”, en el que se condensa un conjunto de estereotipos relacionados con la naturaleza y la explicación del origen de las desigualdades humanas en el imaginario de la modernidad.

El humor que surge a través del encuentro cultural se articula a partir del juego con los propios límites culturales y se establece a partir de distintos mecanismos de yuxtaposición, inversión y exageración. En su base está, la mayor parte de las veces, el contraste humorístico entre el par de opuestos “primitivo”/”moderno” y “salvaje/”civilizado”. Las coordenadas del encuentro cultural se trazan mediante la identificación del pueblo pretendidamente  “encontrado” y lejano geográficamente con el imaginario de la máxima distancia cultural; donde termina el orden social y empieza el orden de la naturaleza, produciendo así una máxima tensión cultural: del lado del sujeto de conocimiento, la civilización y el refinamiento; del lado del sujeto representado, el salvajismo y la barbarie, pero también, el paraíso perdido, el contacto con la naturaleza, la autenticidad. Todo ello se refuerza por la presentación factual de rasgos culturales extremos en la cultura representada, como las alusiones a la práctica del canibalismo o la poligamia.

Lo primitivo se construye como el alter ego de la modernidad. De este modo, se agrupa dentro de la categoría de “primitivo” a una gran variedad de culturas contemporáneas a las cuales se les atribuye un conjunto de cualidades comunes –atemporales, cerca de la naturaleza, etc.- frente a otro conjunto de una gran diversidad cultural que se agrupan también bajo un mismo denominador común: la modernidad -civilización, artificio y progreso tecnológico. La diferencia cultural se define como distancia cultural a partir de categorizar a las culturas comparadas en uno y otro polo del estereotipo. La diferencia cultural así construida se mide entonces por el baremo de su proximidad o alejamiento entre estos dos polos antagónicos. Esta asimilación de la diferencia cultural al contraste de estereotipos oculta y dificulta otras propuestas de entender la diferencia y las semejanzas culturales a partir de elementos de comparación concretos e identificables. No ayuda, en definitiva a una comprensión intercultural, sino que abunda en mantener el estereotipo colonial que parecía ya extinto.

La falsa diferencia cultural así escenificada mediante la imagen de la distancia geográfica y la ilusión de la ausencia de un contacto previo permite la aparición de elementos cómicos derivados de la incongruencia, al utilizar por ejemplo, los objetos de una forma inadecuada, sorpresiva y surrealista. El humor está servido a partir de transferir prácticas culturales de la “civilización” a los pueblos “primitivos” o viceversa, para ver como ambos reaccionan.  No voy a citar aquí los numerosos ejemplos de documentales de aventuras exóticas y  “encuentros culturales” que se narran en esos términos y las bromas repetidas hasta la saciedad sobre los  “primitivos” que quieren casar a sus mujeres con el explorador, que prueban la comestibilidad del hombre blanco o que se escandalizan con los artilugios de la civilización moderna, como en los documentales de los Johnson en África o de Lewis Cotlow en las selvas amazónicas. Pero sí que hay que señalar es que detrás de todos estos documentales hay un montaje y una ficcionalización que esconde los términos reales del encuentro cultural y que endulza la mirada colonial del hombre blanco moderno con una risa ingenua.  Un ejemplo de ello es la famosa película Los dioses deben estar locos, realizada en los años 80 y que contrapone unos bosquimanos felices viviendo en una cultura inmemorial frente a la civilización moderna, eludiendo las condiciones de vida reales de los !kung en el mismo momento y lugar del rodaje de la película, hacinados en reservas y trabajando para el gobierno sudafricano del apartheit, un grupo étnico que curiosamente aparece de nuevo disfrazado de “primitivo” y acogiendo a las familias españolas, reproduciendo las mismas bromas que en la película, como si no hubiera pasado el tiempo!

Y parece que siguen consiguiendo los efectos perseguidos a la vista de las primeras reacciones como en el blog de 20 minutos, donde blogero y comentaristas  se parten de risa ante la estupidez de la situación, aunque entre ellos hay la voz de un antropólogo que clama en el desierto y los advierte de su etnocentrismo… y por suerte también hay espectadores bloggeros que, sencillamente, no pueden dejarse engañar y que no se pueden reir ante tamaño artificio. De todas maneras, y antes de caer en la tentación de engancharse al programa, recomiendo como antídoto o vacuna para la risa tonta el visionado de Cannibal Tours de Dennis O’Rourke.

prácticas mediáticas / productores culturales

media_anthrop_workshop_logo2

Bueno, parece que si, que está todo listo para mañana, que empieza el workshop que hemos organizado en Barcelona conectado con la red de antropología de los media de la EASA (Asociación Europea de Antropolog@s sociales) y que aquí está el programa. Pero Daniel Bobadilla y Edgar Gomez están confabulando para que algunas de las ponencias se puedan ver en streaming en mediacciones entre el dia 6  de noviembre por la mañana (empezamos a las 12) y el 7 mañana y tarde, en mediacciones se pueden ver los horarios en detalle. Pero la idea es que queden también archivaditas, a ver como sale, que la tecnología tiene sus manías. La idea es ir colgando también los resúmenes de las sesiones, que tendrán que ver con distintas investigaciones en curso sobre usos y prácticas de la gente con los medios y las tecnologías.