NightFall on Gaia / Anochece en Gaia

CINEMA ETNOGRÀFIC
DILLUNS 11 D’ABRIL
MUSEU DE LES CULTURES DEL MÓN DE BARCELONA
Carrer de Montcada, 12-14, 08003 Barcelona
20.30-22.15 hores.

Projecció del documental Nightfall on GAiA
de Juan F. Salazar, Austràlia-Chile, 2015
Dins de la setmana de l’Antropologia del 11 al 16 d’Abril, 2016

Documental etnogràfic que mostra la vida diària i visions a futur de les comunitats humanes a l’Antàrtica. El documental proposa un gir especulatiu al situar l’acció en el futur, a l’Abril de l’any 2043, quan l’astrobiòloga Xue Noon es troba aïllada a l’Estació Internacional Antàrtica Gaia, mentre la nit polar avança.

El documental ha estat presentat en diferents festivals de cine etnogràfic i documental i ha obtingut el premi al millor documental al Barcelona Planet Film Festival.

Coordina: Elisenda Ardèvol (UOC-ICA)

El laberint de la mirada

laberinto

Interesante propuesta>

30 y 31 de Mayo de 2015

JORNADAS DE DISCUSIÓN EN TORNO A LA IMAGEN EN LA INVESTIGACIÓN ETNOGRÁFICA: REFLEXIONES TEÓRICAS Y PROBLEMÁTICAS PRÁCTICAS

Este encuentro pretende crear un espacio dinámico de discusión en torno a lasproblemáticas a las que se enfrentan estudiantes de postgrado en antropología con investigaciones que incluyen la imagen en sus proyectos etnográficos.

La idea es reunirse en un espacio fuera de la ciudad para conversar y abrir tiempos de compartir experiencias y reflexiones colectivas

Organitzado por>

Adriana Vila Guevara (Doctoranda UB)

Francesca Bayre (Doctoranda UB)

Jorge Moreno Andrés (Doctorando UNED)

Va de selfies!

Hace tiempo que no escribo de forma regular en el blog y me noto anquilosada y perezosa. Siempre hay otras urgencias. Nunca tengo tiempo. Y sin embargo los temas y los motivos abundan. Entre ellos, un tema que he trabajado repetidamente -y que me encanta- con Edgar Gómez-Cruz en varios artículos y posts. Entre mis posts hay uno  del 2010 sobre los “reflectogramas” de Joan Fontcuberta (genial fotógrafo y crítico cultural), que pueden considerarse como “selfies” realizados en superficies refractantes, y otro del 2007 sobre los “egoshots” que entonces me llamaron la curiosidad y que son claros “precursores” de los “selfies”, o el post también del mismo año sobre “fotoposesión” sobre el trabajo de Antoni Abad (explorador y artivista de los selfies antes de que fueran). También hemos escrito varios artículos que tiene que ver con la auto-fotografía o el auto-retrato y con la presentación del cuerpo en la imagen  analógica o digital -ver por ejemplo el post de “ojo fantasma” sobre el auto-retrato, también en el 2007… o el más reciente artículo  Cuerpo privado, imagen pública: el autorretrato en la práctica de la fotografía digital (2912) sobre mujeres auto-retratistas en Internet.

Desde la “apertura” de los medios sociales, parece ser que vivimos -más que nunca- en una sociedad del espectáculo, la vanidad y el exhibicionismo;  de la competitividad y del “branding” personal. Teorizamos sobre el declive del pudor y del decoro, nos preocupa la desaparición de la intimidad  y  la vulgarización (por imitación masiva)  de las imágenes provocativas de la publicidad, que hacen del culto al cuerpo una moda social en una sociedad consumista, individualista y brutalmente competitiva. Pero… qué nos dicen sus autores y sus autoras? Cuáles son los motivos que expresan las personas que se hacen un “selfie”?  Hacerse un “selfie aftersex”, es realmente para coleccionar y compartir nuestros “éxitos”? Un plus para nuestra autoestima? Para provocar los celos o la envidia? Para prolongar el placer del aftersex con la amada o el amado? Un guiño a alguien para algo? Es lo mismo hacerse un “selfie” con los amigos que uno con la novia o con el novio, que uno saliendo a correr, uno sobre nuestro culo o uno en un concierto del Primavera Sound? Podemos hablar del “selfie” como de un nuevo género digital? El caso es… tienen todas esas fotografías un mismo significado, un sentido unívoco? Y sólo por el hecho de haber sido tomadas de la misma manera?

Yo creo que la respuesta es un rotundo NO. Como ya comentábamos en “Imágenes revueltas“, para comprender el significado social de una imagen no podemos abstraerla  de su contexto comunicativo y pensar que su significado es independiente de los lazos sociales en los que las imágenes se tejen con otras imágenes, gestos, palabras. Tendemos a generalizar con extremada facilidad. Pensamos que basta tener una buena conjetura para elevarla a categoría de norma.  Lo que nos demuestra que somos una sociedad “individualista” es precisamente nuestra tendencia a categorizar la realidad a partir de una tipificación abstracta del comportamiento humano y explicarlo solamente a partir de motivaciones intrínsecas como el exhibicionismo o el narcisismo. Sacadas de su contexto, las imágenes pueden decirnos cualquier cosa y nos es cómodo prejuzgar los selfies como un comportamiento que responde a un solo impulso (racional o irracional). Pero al perder las imágenes su contexto pierden su sentido comunicativo, para lo que fueron hechas, y en ese momento precisamente pierden su “pathos”, su tono emocional, su razón de ser para alguien en un momento y lugar, para metamorfosearse en el nuestro.

Hay sin duda un “efecto selfie” últimamente y que la gente hable de ello, lo provoca y expande. Se trata de un movimiento reflexivo, por el cuál un determinado modo de hacernos fotografías “se pone de moda” y por tanto, buscamos explícitamente, replicar de forma creativa, a nuestra manera, nuestro propio “selfie”, pero no necesariamente por vanidad o exhibicionismo, sino quizás, sencillamente por el placer de participar en el juego social, por “estar a la moda”, por una especie de “complicidad” con nuestro otro significativo (que diría Alfred Schütz). A parte de este movimiento reflexivo, de hacer un selfie siendo consciente de “estar haciendo un selfie” para “hacer un selfie”, y con ello contribuir al juego social, centrar la motivación del gesto en un “deseo” intrínseco e individual de las personas esconde la dimensión social y cultural del fenómeno:  una fotografía hecha para compartir. La forma en que esta práctica transforma nuestra sociabilidad, perfoma nuestra identidad y expresa nuestras emociones,  no es algo que pueda decirse de antemano, de forma universal o solo a partir de las características que atribuimos al objeto. El selfie no tiene sentido si le robamos el contexto, por quien fue dicho y a quien.

Siria en ruinas

Impresionante ensayo fotográfico [38 fotos] sobre la situación actual en Siria en “The Atlantic: in Focus“:

“Mientras gran parte de la atención del mundo se centra en una posible guerra con Corea del Norte, la guerra que actualmente se libra en Siria la está literalmente demoliendo. Marzo de 2013 fue un mes de hitos sombríos en Siria. Marcó dos años desde el inicio de las hostilidades, el número de refugiados de la guerra pasó de un millón, y  fue el mes más sangriento hasta la fecha, con más de 6.000 muertos. Ni las fuerzas pro-Assad, ni el grupo de rebeldes que se oponen a ellos han ganado mucho terreno recientemente, y poco o nada se ha hecho por parte de los organismos internacionales para detener el derramamiento de sangre. Las siguientes fotografías provienen de toda Siria, mostrando la devastación en Aleppo, Deir al-Zor, Homs, Deraa, Idlib y Damasco.”

Leer más “Siria en ruinas”

Transmedia i continguts realitzats per públics


Seminari recerca Mediaccions:
“Transmedia i continguts realitzats per públics”

30 abril de 2013, 12.00
Sala de treball MediaTic (604)
C/ Roc i Boronat, 117, 6è pis

Ponents: Carlos A. Scolari, Manuel Garín, Mar Guerrero (Universitat Pompeu
Fabra)

Lostología: breve mapa de CGN (Contenidos Generados por Náufragos)
Carlos A. Scolari

Durant la presentació es passarà revista als principals continguts generats per fans de la sèrie Lost / Perduts. Si be és impossible mapejar tota aquesta producció, s’identificaran alguns formats típics i a partir d’ells es presentarà una primera taxonomia d’estratègies d’expansió/ comprensió narrativa. Leer más “Transmedia i continguts realitzats per públics”

Talleres enseñar antropología online


Dentro del proyecto de Visualidades Compartidas y conjuntamente con mediaccions hemos organizado unos talleres sobre la enseñanza de la antropología con medios digitales y audiovisuales y los abrimos a las personas que puedan estar interesadas.

El programa:

Taller tecnologías digitales y abiertas para la enseñanza online
Martes 27 de Noviembre 15:30-18:00

16:00-16:30 Tecnologías audiovisuales – Antoni Roig,  UOC
16:30-17:00  Descanso Cafè
17:00-17:30  Tecnologías colaborativas – David Gómez-Fontanills, UOC
17:30-18:30 Tecnologías para un  conocimiento abierto –C.  Communia

Taller enseñanza de la antropología online y con medios audiovisuales
Miércoles 28 de Noviembre, 9:30-13:30

09:30-10:00 Josep Martí, UOC Antropología Social y Cultural
10:00-10:30 Eliseu Carbonell, UOC Etnografía, investigador ICRPC
10:30-11:00 Descanso Café
11:00-11:30 Alessandra Caporale, UOC, Metodologías audiovisuales
11:30-12:30 Francesca Bayre, UB Antropología Visual
12:30-13:00 Isidor Fernández,  UAB Antropología Visual y Elisava
13:00-13:30 Discusión de grupo

El lugar:
Sala Reuniones Planta 7
MediaTic / C/ Roc Boronat, 117 08018 Barcelona

Para más información: mediacciones // Vicom

 

cultura popular


A dos días de salir para Buenos Aires al Second ISA Forum sigo preparando nuestra presentación sobre metodologías visuales y pensando en el pasado congreso de antropología en Nanterre.

Entre las muchas presentaciones reveladoras, estaba la de Rivke Jaffe sobre Crime and the politics of aesthetics in urban Jamaica, en la mesa de Popular  culture of illegality: informal sovereignty and the politics of aesthetics. Me fascinó la forma de presentar su trabajo a partir de las fotografías, videos y música de las calles de Kingston para tejer su narrativa sobre la vida política en la cultura popular. Pero… ¿qué es eso de la cultura popular? ¿Es un concepto analítico todavía válido en antropología? Por lo que pude apreciar en esa mesa del congreso, sí. Pero cuando intento definir qué entendemos por “cultura popular”, reconozco que me adentro en un terreno pantanoso y me entra el desasosiego.

Según mi sentido común,  la cultura popular es la cultura de la calle, la que hacemos entre todos cada día, la que circula en los miles de mensajes que recibimos cotidianamente en nuestros correos electrónicos sobre el estado del mundo y de nuestra clase política… también los dulzones powerpoints que nos pasan los amigos sobre la vida y la amistad, los videos caseros de Youtube, las pintadas que recorren nuestros ojos camino a casa… Cultura popular es aquello que hace la gente… para la gente. En este sentido, la cultura popular es ese conocimiento que nos conecta con los demás y se comparte… es en esta dirección que creo que la cultura popular entronca con la crítica política y conecta de alguna forma con las ideas y movimientos por una cultura libre.

Pero eso solo es un apunte antes de hacer las maletas, para invitarme a continuar pensando en ello. Continuará…