dominio público y doblaje colaborativo

arbol.jpg

Rebuscando en la web informaciones varias he encontrado este lugar, si es que de lugar puede hablarse, en el cual se propone la posibilidad de colgar videos y realizar subtitulaciones en diferentes idiomas (no sé yo si permitirá el catalán). Me ha gustado mucho L’homme qui plantait des arbres, no solo por los dibujos (los subtítulos son un poco molestos), sino por la sonoridad del idioma. Aunque la narración es bellísima, veces me pierdo con el francés y los subtítulos ayudan a seguir la historia. Esta página que permite editar y añadir subtítulos a los videos por distintos usuarios seria otro ejemplo más de la web colaborativa o web 2.0 . Hay que investigar un poco más esto.

2 thoughts on “dominio público y doblaje colaborativo”

  1. Iba a recomendarte que además de dotSub (http://www.dotsub.com/) también la gente venía usando el mojiti (http://mojiti.com/) para los subtitulajes… pero me encontré con que mojiti ¡ya no existe!
    Las maravillas de la web2.0 son tan frágiles como las compañías que la sustentan. La web2.0 está hecha de muchísimas apuestas pequeñas que buscan dar en un clavo que les permita en su momento ser compradas “millonariamente” por uno de los grandes nuevos “dueños” de la red (microsoft, yahoo, google, amazon…).
    Perdón, ver que desapareció todo el producto gestado colaborativamente en mojiti me dejó muy pesimista.😦
    Habrá que ver que pasó con los productos de mojiti, los que conocía mandan ahora mensajes de error, pero no sé si ahora están en otro lado. No hay liga. Ojalá no estén perdidos.

  2. Gracias, Gabriela! También por la reflexión sobre la fragilidad y volatilidad de las iniciativas y contenidos en red, junto con la, a veces, persistencia insidiosa. La imagen que presentas creo que sigue de algún modo las tesis de Jenkins sobre la cultura participativa y la relación entre consumidores-productores y las grandes empresas corporativas, especialmente las nuevas mediadoras, cuyo producto es el servicio para la creación e intercambio de contenidos, y para la creación de redes sociales. La web2.0 abre oportunidades de negocio y de transformación social, pero no en la dirección del socialismo utópico, me temo. Pero que la gente esté dispuesta a “jugar” e invertir su tiempo de ocio en producción cultural y en participar en procesos colaborativos es un punto de optimismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s