made in L.A.

la1.jpg

Es increíble la capacidad de juego fotográfico que proporciona el edificio que Frank Gehry ha diseñado para el “Walt Disney” Concert Hall. Finalmente, Walt Disney ha conseguido que se lo asocie a la música clásica, en sintonía con la que considero una de sus mejores producciones “Fantasía” (1940). Es una construcción “Made in L.A.” al igual que la película que vimos en Tijuana dirigida por Almudena Carracedo sobre la lucha de las trabajadoras del textil en Los Angeles. Una película a lo Noemi Klein que condensa 5 años de filmación y cuya narrativa nos hace comprender y sentir en la piel la mirada ajena a partir de una cámara interactiva y participativa de cine directo y cercano. No hace falta buscar nuevas formas de representación. Lo mismo sucede con Mi vida dentro, de Lucía Gajá, un documental sobre la vida de Rosa y el porqué de su encarcelamiento inhumano en una prisión made in USA, que también pude apreciar en toda su intensidad en Tijuana. Las dos películas hablan de la injusticia, de la experiencia desgarradora de cruzar “al otro lado” cuando no tienes vuelta atrás y dejas lo que amas. Ahora estoy al “otro lado”.

Anuncios

4 comentarios en “made in L.A.”

  1. Hola Elisenda, la verdad es que no he entendido muy bien lo que quieres decir en el artículo (seguro que es problema mio) pero te escribo para decirte que si que me ha gustado (y servido para mi trabajo) otro que creo que es tuyo publicado en antropologiavisual.cl.
    Gracias

  2. Hola, Daniel! Lo que quería decir es que, a veces, queremos “estar a la última” en la búsqueda de nuevas formas de representación documental y que se pueden hacer buenos documentales aplicando modelos como el del cine directo, como en el caso de Made in L.A. en el cual la realizadora sigue a las actoras sociales en su proceso de vindicación salarial y en su vida cotidiana al otro lado de la frontera (muchas mujeres que trabajan en el textil de Los Angeles no tienen papeles y dejan al otro lado, padres, hermanos, maridos, hijos sin saber cuando podran verlos de nuevo). La directora no aparece ante la cámara, no ha elementos reflexivos, no hay tampoco un cine participativo en el sentido estricto de esta noción, pero vemos a través de su mirada y construye su narración fílmica a partir de su implicación personal. Era ese tipo de cosas….

  3. Gracias por la aclaración, estoy de acuerdo contigo, de hecho quiero usar el cine directo en mi investigación como medio de recogida de información para un análisis posterior.
    Gracias y saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s