Lo público y lo privado

miraflores.jpg

Los binomios son curiosos porque nos marcan fronteras y nos señalan hacia polarizaciones que tendemos a identificar como absolutas. No se si decir que son las trampas del lenguaje, o afirmar, como una viejita estructuralista que nuestra mente tiende a ordenar las cosas a partir de unidades discretas: o cero o uno. Hablando de lo que es público y lo que es privado en Internet… qué hacemos? Buscamos ejemplos dependiendo del tipo de servicio: un email seria privado, un chat, público… si es de libre acceso, como este blog, pues es público, si hay que registrarse y tener una clave de acceso… pues privado! De esta manera tendemos a atribuir a las cosas, al tipo de tecnología que usamos, la característica de “público” o “privado”… sin caer en la cuenta de que lo que determina nuestra categorización no es el medio, sino el tipo de contextos social que construimos en el medio y por el medio. Dicho de otra manera, “lo público” no es una entidad referencial, sino que designa el marco por el cual en nuestra cultura establecemos una distinción entre determinados tipos de comportamientos esperables, admitidos, sancionables…  definimos distintos contextos sociales que identificamos con espacios de relación y formas de regulación y les atribuímos características y propiedades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s